El viajar es un placer

Así cantaba Pipo Pescador que en el auto de papá se iba a pasear. El coche era feo, pero a él no le importaba porque llevaba torta. Sin embargo por más lindo que sea el auto o por más rica que sea la torta difícilmente no le importaría hoy a Pipo viajar hacia la Capital Federal.


Hoy, martes 20 de noviembre de 2012, el viajar en Buenos Aires no es ningún placer, sobretodo para los que viajamos en transporte público. Los que van en auto –lindos o feos, con o sin tortas- quizás no tengan tantos problemas ya que muchos de los habituales trabajadores con vehículo optan otra manera de viajar o directamente no laburan. Obviamente hay que saber por donde ir y buscar accesos alternativos a la Capital, ya que los sectores clásicos como Puente Pueyrredón, Autopista Riccheri, Acceso Oeste, General Paz y Panamericana presentan importantes piquetes.

Los que viajamos en trenes y subtes la tenemos complicada. El Belgrano Norte es el único que funciona en teoría, aunque algunos pudieron viajar en el Urquiza pero con mucha demora. La línea B de subte parecía ser la única que se adhería al paro, sin embargo hubo demoras en todos, el A paró un tiempo, volvió y ahora quién sabe. Lo cierto es que ayer consulté a una empleada del H que me dijo: “nosotros laburamos normalmente”, pero cuando bajé hoy del 105 en Once para tomar dicha línea hasta Humberto 1º me encontré con una reja de lado a lado que contradecía totalmente a la bonita chica que me había informado ayer.

Los colectivos en su mayoría andan, pero el problema es que con menos subtes, menos trenes y piquetes por todos lados, es un verdadero quilombo tomarse un bondi y obviamente tardás el doble de lo normal o más en llegar a donde querés. Quizás lo bueno sería tomarse un avión que te deje directo en tu laburo. ERROR. Aeroparque no está operando y los aviones con tripulación argentina no vuelan. De hecho fueron cancelados casi todos los vuelos nacionales y regionales en todos los aeropuertos del país. Así que sólo los que tengan algún jet privado podrán volar a donde quieran. Para agregarle algún condimento no hay recolección de basura así que en algunos sectores habrá un rico aroma que llegará a los olfatos porteños.

Este fue el panorama tempranito en la Ciudad de Buenos Aires, y seguramente será el mismo cuando todos (los que trabajamos) emprendamos la vuelta a casa. Por mi parte la saqué barata más allá de que el H me defraudó y me dejo a pata (caminé 13 cuadras para llegar a mi trabajo). Solo llegué media hora más tarde y a esta altura firmo lo mismo para llegar a mi casa.

El viajar hoy no es un placer. Lo que sí lo es, con un pronóstico que anuncia 31 de máxima, es escribir estas breves líneas desde la computadora del trabajo con 18 grados producto del hermoso aire acondicionado. No Pipo querido, el viajar no es un placer, el placer es llegar.

 

 

• Publicado por:

Bilo

(Redacción de Paella Creativa)
pablo_bel@hotmail.com