Comenzó la cuenta regresiva

cuenta_regresiva

Parece antes de ayer cuando Lehmann le atajó el penal a Cambiasso y nos dejó afuera de Alemania 2006. Parece ayer cuando los mismos germanos nos dieron una lección y una paliza para sacarnos de Sudáfrica 2010. El tiempo vuela y se nos vino Brasil 2014. Como cada cuatro años la ilusión se renueva y todos nos ponemos la celeste y blanca una vez más. Ya tenemos los primeros rivales y tenemos la fe intacta. Señores, arrancó el mundial.

Todavía faltan 6 meses para que la Brazuca ruede por el césped brasilero pero una vez hecho el sorteo ya se empieza a vivir la máxima cita del fútbol mundial. A priori el bolillero nos favoreció. Bosnia es el único debutante de la Copa del Mundo y es un gran misterio pero parece ser un rival accesible al igual que Irán. Y como no podía ser de otra manera jugamos con Nigeria. Ya es cábala porque siempre le ganamos, pero siempre es un rival peligroso con sus negros veloces. Ojo, tampoco es para tenerle miedo, de hecho creo que los nigerianos no nos deben querer ver nunca más en un grupo de Mundial.

Sencillo también parece el grupo de nuestro mayor enemigo. Croacia, México y Camerún seguramente no sean rivales para Brasil, que jugará más contra la presión de ser local y no tener el equipo ni las figuras de otros mundiales. Los grupos B y D parecen ser los famosos grupos de la muerte. El primero lo integra el campeón defensor España, junto al subcampeón Holanda, Chile y Australia, mientras que el segundo tiene como cabeza de serie a Uruguay, acompañado de Italia, Inglaterra y Costa Rica. Los centroamericanos y los australianos ya reservaron su pasaje de vuelta para ir ganando tiempo.

Otro de los puntos más importantes que dejó el sorteo – además de los pechos de la conductora – es el accesible grupo de Colombia. Los cafeteros fueron cabeza de serie por primera vez y salieron beneficiados al tener que enfrentar a Costa de Marfil, Grecia y Japón. El último sudamericano es Ecuador, que puede soñar con una clasificación a los octavos en el grupo de Suiza, junto a Francia y Honduras.

Pero dejemos de lado el análisis general y vayamos un poco a lo nuestro. ¿Estamos para pelear el título? ¿Somos candidatos? ¿Vamos a poder pasar esa piedra que parecen los cuartos de final? ¿Hay que ilusionarse? Preguntas difíciles pero las respuestas son siempre las mismas. Sí, estamos para pelear. Tenemos al mejor del mundo y posiblemente una de las delanteras más temidas y peligrosas, aunque hay que trabajar muchísimo en el aspecto defensivo. Sí, somos candidatos como lo fuimos hace 4 años, hace 8 años y como lo fuimos siempre. La tercer pregunta parece la más complicada, solo esperemos no cruzarnos con Alemania. En cuanto a la ilusión yo creo que hasta el argentino más pesimista la tiene y en el fondo conserva esa lucecita de esperanza. Por mi parte yo le tengo mucha fe al equipo, al cuerpo técnico y sobre todo a él. Habrá que ver cómo está, cómo llega a junio. Es cierto, todavía no tuvo un buen mundial y decepcionó en Sudáfrica, pero yo creo que este 2014 será muy distinto.

Comenzó la cuenta regresiva. El 1 de Enero a la medianoche entre fuegos artificiales, pan dulce y turrón, millones de argentinos vamos a estar pidiendo lo mismo pare este nuevo año. Vamos a brindar y a pedirle a dios que en julio nos mandé al Messias. Y que lo mande con la Copa.