Paisajes nostálgicos capturados en frascos mediante doble exposición

Christoffer Relander preserva paisajes de su infancia representandolos, mediante la técnica de doble exposición, en frascos. De esta forma mantiene esos recuerdos en una especie de cápsula de tiempo en miniatura.

Hoy en día la técnica de doble exposición se puede crear de varias formas, pero lo que Christoffer remarca es que en su proyecto no se utilizó Photoshop ni ningún software de manipulación de imágenes. “Las imágenes no se colocan sobre frascos físicos, solo se mezclan en una sola fotografía”.