Objetos cotidianos descartados convertidos en espectaculares adornos

Stephanie Kilgast toma objetos desechados como latas, frascos de mermelada y cámaras antiguas y los embellece. La artista perfeccionó sus habilidades mediante la fabricación de alimentos hiperrealistas y utilizando arcilla y herramientas de mano para elaborar sus obras de arte. Fabulosos hongos, cristales, escarabajos y formas abstractas brotan de los objetos cotidianos que Kilgast recupera de la basura.