Unas manos gigantes sostienen a los visitantes en este puente en Vietnam

Dos manos gigantes sostienen un puente peatonal dorado que se inauguró recientemente en el complejo Bà Nà Hills, en las afueras de la ciudad de Da Nang, Vietnam.

El puente de 150 metros descansa sobre dos palmas extendidas que han sido erosionadas con grietas y musgo para dar la apariencia de antiguedad. Al caminar a lo largo de la atracción, los visitantes pueden contemplar las extensas montañas a una altura de casi 1400 metros sobre el nivel del mar.