Imponentes esculturas coloridas en las calles de Boston

Habíamos visto anteriormente el trabajo de Okuda San Miguel en una iglesia de 100 años de antigüedad transformada en un parque de skate. El artista español creó en esta oportunidad una serie de imponentes esculturas compuestas por facetas de colores brillantes.

El proyecto, titulado Air Sea Land, está instalado en el corredor del puerto de Boston y sus esculturas varían entre ocho a doce pies de altura.