Estos graffitis convierten paredes planas en espacios tridimensionales

El graffitero Vile deja su huella en las paredes de los edificios abandonados de Europa utilizando técnicas magistrales para crear la ilusión de profundidad en sus intervenciones. El artista portugués, que vive en su ciudad natal Vila Franca de Xira, comenzó con el graffiti a los 14 años.