Esculturas gigantes en Barcelona para evitar la contaminación por plástico

Ogilvy Barcelona crea PlàsTICS (en catalán significa ‘plásticos’), una campaña de street marketing para el Ayuntamiento de Barcelona que visibiliza los hábitos que aumentan el consumo de plásticos y agravan la contaminación ambiental.

La campaña ubica esculturas monumentales de desechos plásticos en distintos lugares de la ciudad. Cada estatua va acompañada de un cartel con un mensaje de acción que dirige a una landing donde se pueden reconocer las conductas cotidianas que se pueden realizar para cuidar el medioambiente y cómo sustituirlas por otras menos nocivas.

La campaña nace ante la necesidad de dar un giro a la insostenible situación actual. Según el informe realizado por la ONG WWF, la región del Mediterráneo es la cuarta productora de plástico del mundo generando 24 millones de residuos plásticos cada año, un equivalente a 33.8000 botellas lanzadas cada minuto.

Las costas de Barcelona, concretamente, se han convertido en la segunda área del Mediterráneo en la que más residuos plásticos se lanzan al mar. Ante tal problemática, el objetivo de PlàsTICS es concienciar a la ciudadanía de la situación identificando los hábitos, gestos y rutinas que se llevan a cabo en el día a día con absoluta normalidad y que propician que dicha contaminación vaya en aumento.

Además de contar con las cuatro esculturas monumentales de desechos de plástico, la campaña también está presente en banderas colgadas en distintos lugares de la ciudad y en paradas de colectivos.