Arquitectura

Una iglesia de 100 años de antigüedad convertida en un colorido parque de skate