Inspiración

Una escultura inflable de 37 metros en el puerto de Hong Kong